Mis libros

Campanas de fiesta en el corazón

A finales de 2018 tuve el honor de participar como testigo de la boda de don José León Sánchez y doña Ahiza Vega. Ambos muy queridos amigos y maestros. 

La actividad me motivó a hacer una crónica sencilla de aquella actividad para compartirla entre sus familiares y amistades, pero no fue sino hasta hace poco que les entregué el libro empastado. 

Me siento muy afortunado por la amistad de esta pareja y su familia.

Y así recuerdo aquella memorable de una luna henchida de un viejo amor...

Autopsia

ENCUENTRO CON LA MUERTE

La muerte es el fin de toda forma de vida, incluyendo la vida humana. Sin embargo, muchas personas viven la vida como si esta nunca fuera a acabar y viven con un temor constante a la muerte, a convertirse en cadáver. Aceptar la muerte, como parte de la vida, es tan importante como aceptar y ser conscientes de la vida misma. Estas reflexiones, entre un médico forense y un profesor de ciencias y sus pupilos, forman parte de la trama que se da en esta novela corta.

La palabra autopsia y el escenario donde esta se practica, es decir, la morgue, suelen ser palabras que llenan de dolor e incertidumbre a familiares y amigos del occiso. Sin embargo, la mayoría de las personas lo que sabemos de una autopsia es que se realiza en la morgue y que le abren el cuerpo al cadáver, que le hacen exámenes y devuelven el cuerpo a sus familiares con una costura en su pecho y abdomen. Pero ¿qué le hicieron al muerto? eso es casi un misterio, comprensible solo para el personal médico y, tal vez, para algunos criminólogos y otros profesionales, como los biólogos forenses, que conocen partes del proceso.

Ciertamente, la práctica forense es una de las ramas de la medicina más respetables y apasionantes pues el "paciente" no puede hablar, por su condición de muerto. Sin embargo, con la autopsia, el médico forense espera obtener respuestas del cadáver que tiene en la mesa de disección. Para el médico forense su trabajo es tan rutinario que la morgue se convierte en su segunda casa; el olor de la muerte, el frío de la morgue, los cadáveres desmembrados o en estado de putrefacción son tan comunes para ellos como ver el sol brillar o la lluvia caer. A pesar de ello, el forense tiene la conciencia de que cada uno de los cadáveres que debe revisar es de personas que sus familiares y amigos los esperan con ansias para darle sepultura, y más importante aún, por el sistema de justicia que espera de ellos la mayor rigurosidad y objetividad científica para determinar de qué forma murió el occiso.

La rutina del médico forense se rompe cuando recibe a los estudiantes universitarios, esos que con su juventud y vitalidad parecen levantar los muertos; que acuden a las clases de medicina forense para observar al maestro y su asistente diseccionar un cadáver y aprender de anatomía, de lesiones y de las formas más extrañas en que puede morir una persona. Pero este día sería muy distinto a los demás, pues recibiría a un grupo de estudiantes de instituto, todos adolescentes, y practicaría la autopsia enfrente de ellos. Si bien es cierto, la rutina se había roto para el médico forense, más lo era para el profesor de ciencias, cuyo objetivo ese día era el de llevar a sus pupilos al museo de casos de Scotland Yard y, para sorpresa de él y de sus estudiantes, de pronto se vieron en la morgue y, minutos después, asistiendo a un autopsia en vivo. Aquella sería una experiencia mágica para todos.

El primer impacto fue el frío de la sala, el olor, la frías mesas de metal, el cadáver desnudo y luego... luego la sierra del asistente que surcaba la carne y los huesos del esternón y el cráneo, para dejar expuestas las entrañas, como parte de la rutina para practicar la autopsia. El forense mostraba a los jóvenes el miocardio, un músculo del corazón, y señalaba las arterias colapsadas. Este hombre murió, muy probablemente, de un infarto al miocardio, un ataque al corazón. El infarto es una de las causas más frecuentes de muerte, sobre todo en personas adultas, sentenciaba el médico.

Viajaremos a Londres y asistiremos con él a esa clase única y, paso a paso, no con el fin de que nos sintamos médicos forenses, sino como atentos estudiantes, viviremos la experiencia de los adolescentes en la morgue, una historia que jamás volvería a repetirse, y así tendremos una idea de lo que significa una autopsia y un encuentro con la muerte, que es irrenunciable, porque, como dice el profesor von Elversen, la vida es una enfermedad incurable que tiende a la muerte... y él volvería a la morgue...

Muchos costarricense hemos escuchado el canto del verolis, desde la lejanía de la historia, desde la orilla del cañal, desde la mirada que se pierde en los cañaverales que danzan con los vientos de fin de año, porque somos herederos de esas generaciones. Muchos fueron cortadores de caña, trapicheros, trabajadores de ingenios azucareros, sacadores de guaro o, simplemente borrachos. 

Prologo del escritor José León Sánchez, Premio Nacional de Cultura, Premio Nelson Mandela.

Editorial Universidad de Costa Rica. 2017.     ISBN 978-9968-46-633-2


ALBERTO MANUEL BRENES: el naturalista

En esta aproximación biográfica se hace un recorrido por la vida y obra del primer botánico costarricense, Alberto Manuel Brenes, declarado Benemérito de la Patria en 1974. Gracias a él, Costa Rica comenzó a conocerse en el mundo como un país privilegiado en biodiversidad. Muchas de las especies de plantas que llevan el epiteto "costaricensis", "ramonensis" y "brenesi", fueron recolectadas por él. Sus colecciones se conservaban en el Museo de Berlin - Dahlem, hasta su destrucción durante un incendio en 1943, en el Missouri Botanical Garden, en el Museo Nacional de Costa Rica, y otros herbarios del Mundo. Así mismo, fue pionero en el estudio de los hongos y sus plantas preferidas fueron las orquídeas.

Editorial de la Universidad de Costa Rica. 2009. ISBN 978-9968-46-138-2

PLAN DE MANEJO Y DESARROLLO DE LA RESERVA BIOLÓGICA ALBERTO MANUEL BRENES (Versión para discusión)

En la actualidad los planes de manejo se conciben con la participación de los diferentes "grupos de interés", quienes aportan información y se manifiestan sobre el manejo de los recursos naturales, así como también en las políticas generales para el manejo de las áreas silvestres protegidas. Aunque en el proceso para la formulación del presente documento ha tratado de ser participativo, no ha sido suficiente como para considerarlo un producto terminado. Por esta razón se ha titulado versión para discusión. 

Coordinación de Investigación Sede de Occidente, Universidad de Costa Rica. 2006. 

ISBN 9968-9663-0-4


BASURA: recurso colocado en un lugar inadecuado

La ciudad de Grecia (Costa Rica) se ha caracterizado por su limpieza y ornato. Esta particularidad le valió la designación como la CIUDAD MÁS LIMPIA DE LATINOAMÉRICA, en un encuentro de la Liga de Gobiernos Locales de Latinoamérica, realizado en Cuenca, Ecuador, en agosto de 1989. En 1997, Grecia recibió el premio al Segundo Lugar como Cantón Limpio y Saludable, otorgado por la Organización Panamericana de la Salud. Este libro de colorear tiene como propósito educar a los niños de edad escolar para que aprendan a ver la basura no como desechos inservibles, sino como recursos que tienen un valor si se les trata adecuadamente.

Editorial Esfera. 1997.  ISBN 9977-9920-5-3

RESERVA BIOLÓGICA ALBERTO ML. BRENES: 25 años de conservación, investigación y bioalfabetización

Se hace una reseña de esta área silvestre protegida, administrada por la Universidad de Costa Rica, con motivo de la celebración de su XXV aniversario.

Universidad de Costa Rica. Sede de Occidente. Coordinación de Investigación. Impreso en el Taller de Publicaciones. Sede de Occidente.

ISBN 9968-9956-0-6

Plan de manejo del Parque Recreativo Municipal Los Chorros

Con este documento se pretende contribuir en la administración del Parque Recreativo Municipal Los Chorros. Se realiza un diagnóstico sobre el conocimiento de los recursos naturales y socioeconómicos del Parque, sus características más importantes y sus excepcionalidades. También, se incluyen los aspectos biofísicos (clima, vegetación, geología, geomorfología, topografía, suelos, uso del suelo y contaminación ambiental), aspectos turísticos y administrativos, infraestructura y vías de acceso. Además, se propone un plan de manejo, donde se señalan los antecedentes, los objetivos, las restricciones, los límites, la reglamentación, así como los programas y actividades que permitan ejecutar el plan.